Ecoturismo en la Reserva de la Biosfera Ría Celestún

Introducción

Nuestra experiencia en Celestún en el marco de la #RutaEcoturismoGenuino2015 fue de “sentimientos encontrados”. Por un lado nos quedamos en una propuesta hotel ambientalmente responsable de categoría especial: Xixim Unique Mayan Hotel; por otro lado hicimos el recorrido “tradicional” para la observación de los flamencos en la ría donde uno se siente como pasajero que apresuran por el lugar para recoger al siguiente grupo.

Sendero Interpretativo - No Personal

Sendero Interpretativo – No Personal

Aunque contactamos a dos empresas de Ecoturismo Certificado que se ubican en la reserva: (1) Jaltún y (2) Amigos de los Delfines. La primera estaba cerrada y la segunda ya tenían varios tours programados y no pudimos salir con ellos desafortunadamente. Por eso terminamos en el recorrido tradicional para la observación del flamenco.

 

La Experiencia Xixim

A 10 kilómetros del pueblo de Celestún en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Celestún se encuentra Xixim Unique Mayan Hotel. Un proyecto de la emprendedora Verena Gerber que desde hace 20 años implementa diversas mejores prácticas ambientales sin el objetivo de estar certificada por algún distintivo específico sino por el simple compromiso moral de hacer las cosas correctamente. A parte de ser un espacio de relajación, tranquilidad, rodeados de naturaleza nativa, y con un estándar de confort alto; es también un buen ejemplo de una empresa social y ambientalmente responsable.  Realizamos un recorrido de las instalaciones para conocer su prácticas ambientales acompañados de Oscar Olmedo del equipo de Xixim:

  • Se mantuvo una densidad de construcción baja respetando las condiciones de la reserva y con respecto al tamaño de la reserva privada de Xixim (era un rancho anteriormente).
  • Respeto a la vegetación de la primera duna costera.
  • Respeto a la playa que es un sitio de anidación de tortuga marina.
  • Jardines con especies nativas y muy pocas exóticas (cocos).
  • Senderos interpretativos para la identificación de plantas nativas.
  • Tratamiento de aguas residuales por medio de un Sistema Integral de Desechos Orgánicos (SIRDO).
  • Más del 60% de los colaboradores son de la comunidad de Celestún.
  • Separación de los residuos para el reciclaje y disposición final.
  • Calentamiento solar del agua de las albercas.
  • Iluminación reducida para no afectar el arribo de las tortugas marinas y otras especies nocturnas.
Sirdo-Xixim

Oscar Olmedo de Xixim nos muestra el SIRDO

Recorrido “Tradicional” de Observación de los Flamencos

A la entrada de Celestún se encuentra un Parador Turístico donde se concentran todas las embarcaciones turísticas que proveen el recorrido para la observación de Flamenco. Aunque visitamos en verano cuando hay “pocos” flamencos para un observador novato vimos muchos flamencos congregados en diferentes parvadas. La experiencia de este parador es que uno estaciona su automóvil, es abordado por uno o dos niños que se ofrecen a cuidarte el auto, después en la taquilla (lo cual nos parece bien) hay una sola tarifa para la renta de la embarcación y el “acuerdo” de que solo se cobran dos brazaletes de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) por acceso a la Reserva de la Biosfera.

Al comprar tu boleto pasas al muelle donde está tu lancha asignada, suponemos por algún sistema de rol y turnos, y recibes un par de indicaciones básicas por parte del guía – motorista. Se visitan diferentes zonas de la Ría para el avistamiento del flamenco, claramente las embarcaciones, se acercan mucho a las aves para provocar su desplazamiento volando que genera “un espectáculo para los turistas”. En algunos puntos se aprovechan momentos para la foto, se visita un esterillo rodeados de manglares rojos y se desciende en un sendero elevado en condiciones regulares con demasiadas personas para observar y sumergirse en el Ojo de Agua Baldiosera. Desde aquí lo más rápido posible el motorista te regresa al muelle de embarque para terminar el recorrido. Durante todo el trayecto las lanchas parece que compiten para rebasarse y llegar primero al siguiente atractivo, sin mucha consideración a los pasajeros que llevan.

Aglomeración de visitantes en el Ojo de Agua en Celestún

Aglomeración de visitantes en el Ojo de Agua en Celestún

A pesar de todas estás oportunidades de mejora en la experiencia del recorrido, el simple espectáculo de observar a los flamencos en vida silvestre, los contraste del color del agua y los diferentes tipos de manglares generan un experiencia única en México que no te puedes perder, pero te recomendamos buscar a las empresas de Ecoturismo Certificado.

 

Reflexiones

  • Quedamos gratamente sorprendido de Xixim Unique Mayan Hotel. Nos motivó ver como el discurso de la empresa está alineado en gran medida la realidad operativa del lugar en referencia a sus mejores prácticas ambientales y sociales. Un hotel que recomendamos ampliamente para una experiencia en pareja, en familia o para bodas.
  • Nosotros teníamos entendido que existía un Centro de Cultura para la Conservación (un Centro de Interpretación) en donde se ubican las oficinas de la CONANP en el pueblo de Celestún, pero nos encontramos con un espacio descuidado, sin atención personalizada y sucio que tiene algunos displays viejos de acciones de educación ambiental. Definitivamente una gran área de mejora.
  • En cuestión del manejo de la actividad turística alrededor de la observación del flamenco observamos, en el lado positivo: una tarifa estandarizada, un Parador Turístico adecuado para la visitación masiva al sitio, un espacio de información sobre la Reserva de la Biosfera en el Parador Turístico, un rol de turnos para las recorridos acordado, embarcaciones en buenas condiciones, guías – motoristas atentos, uso de motores de cuatro tiempos y un tour muy estructurado.
  • En las áreas de mejora están la interpretación posible que debería dar un guía capacitado, deberían proveer a los visitantes con un par binoculares para compartir y poder observar mejor a los flamencos, la reducción de atractivos en el recorrido dentro del área protegida como el “Bosque Petrificado”, no se respeta la distancia mínima entre la embarcación y las aves, alta velocidad en los esteros, el sendero elevado en malas condiciones y con pocos elementos de seguridad para niños.
  • Finalmente, no estamos de acuerdo que permitan nadar en el ojo de agua. Consideramos que por el número de visitantes en temporadas altas es demasiado para permitir que la gente puedan nadar en el agua. Se debería hacer un sendero circular para motivar la circulación de la gente, disminuir encuentros y sensación de aglomeración, y se recomienda instalar barandales de ambos lados para aumentar la seguridad y evitar que la gente puedan meterse al agua.

 

¡Muchas gracias! 

A Verena Gerber y a su equipo de trabajo por facilitarnos hospedarnos en Xixim, fue una experiencia muy positiva.

 

Autor

Allan Rhodes es Coordinador General y Community Manager de Ecoturismo Genuino, una Comunidad Virtual de Consultores en Ecoturismo. Padre de tres niños, consultor, conferencista y emprendedor.

You may also like

Leave a comment