El Camino del Consultor en Ecoturismo – Parte V

Viene la Semana Santa, que se celebra en México y en toda Latinoamérica, y cuando la actividad turísticas y recreativa tiene su pico más alto e intensivo en todas las áreas naturales protegidas.  En el caso de México, se concentra más en las áreas naturales costeras y marinas.  ¡Nos gusta la playa en México! Esto trae consigo una serie de retos significativos para los equipos de guardaparques que deben preparar muchas veces operativos específicos para coordinar a diferentes instituciones municipales, estatales y federales para la salvaguarda de los visitantes y al mismo tiempo del entorno natural. ¡La mejor de las temporadas a nuestros respetados colegas!
El Camino del Consultor en Ecoturismo continua y estamos llegando ya al penúltimo camino, el brinco de funcionario público de regreso a consultor.  En el 2008, nació mi hija y vivir en la Ciudad de México, aunque tiene sus ventajas, viene acompañado con el estrés de una metrópoli contaminada y caótica.  Ese mismo año en la oficina de mi esposa, ella trabajaba en ese entonces en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), surge la oportunidad de mudarnos a San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.  No lo pensamos ni dos veces, y con el trabajo asegurado de mi esposa, yo renuncié a mi puesto público, empacamos nuestras cosas y en enero del 2009 ya estábamos en una nueva casa y con nueva empresa.  Creamos Asesores en Ecoturismo Genuino, S.C..
Pasar de tener un trabajo fijo y un pago quincenal, a la “incertidumbre” de la consultoría, que tiene sus temporadas altas y bajas como en el turismo, siempre es un gran reto.  Lo primero que hice fue formar un equipo de trabajo, formado por una colega de tiempo completo y de jóvenes de servicio social que recluté en la Universidad Intercultural de Chiapas (UNICH).  Lo segundo fue salir a buscar proyectos.  Creo que en perspectiva debería haber hecho lo contrario para no tener la presión financiera de un salario fijo.
Este punto es muy importante.  Ya que la organización financiera como consultores independientes es fundamental.  En nuestro caso, la mayoría de nuestros proyectos se ejecutan en el segundo semestre del año, lo que implica que en el primer semestre estamos en una etapa de gestión de proyectos y sin muchos ingresos.  En nuestro caso, y a lo largo de los años, hemos implementado las siguientes estrategias para “no sufrir” en esta temporada baja:
  • Crear equipos de trabajo por proyecto, por lo cual los honorarios de nuestros consultores freelance son costos variables y no fijos.
  • Consolidar negocios que generen ingresos fijos.  En los últimos años hemos invertido en nuevos negocios (algunos funcionaron y otros no) y actualmente tenemos dos franquicias muy exitosas en Chiapas.  Soy consultor y empresario 😉
  • Buscamos oportunidades de proyectos en las temporadas bajas de la consultoría creando alianzas con otras organizaciones donde somos socios, asociados o consultores freelance para ellos.
Esto es lo que yo he hecho, y como he comentado antes, experimentamos con varios modelos de trabajo y lo seguimos haciendo para encontrar el más apropiado para nuestro caso.  Se de consultores que complementan sus ingresos siendo profesores.  Otros son operadores turísticos y en las temporadas bajas aceptan proyectos de consultoría, o viceversa, son consultores y abren su empresa turística.  Creo que al final del día el modelo lo define cada quien.
En resumen, ser consultor independiente tiene sus retos.  Sobretodo en el componente financiero y administrativo.  Ya en el último post de esta serie hablaremos sobre otro reto:  Cómo definir tu propuesta de valor y concentrarte en lo que realmente eres bueno.

You may also like

Leave a comment