agua ecoturismo

Ecoturismo y agua: una relación de interdependencia

¿Imaginas llegar a un “día cero” por falta de agua en destinos ecoturísticos?, siendo el agua el principal atractivo en cualquier destino con potencial para el desarrollo de actividades turísticas, ésta no es una idea alejada de la realidad dadas las condiciones ambientales, la calidad de agua disponible para el consumo humano, así como la falta de acciones conjuntas eficientes que contribuyan a cambiar esa perspectiva; en años recientes hemos escuchado sobre sitios que a pesar de su riqueza natural, cultural, histórica y gastronómica, están en riesgo de que les falte el agua potable como es el caso de Ciudad del Cabo en Sudáfrica, la Ciudad de México y Yakarta en Indonesia. 1

A pesar del panorama, es necesario centrarnos en un cambio de enfoque orientado hacia una visión de sustentabilidad en el turismo y el uso del agua, tenemos como referencia el logro del Objetivo de Desarrollo Sustentable Nº 6 Sobre Agua Limpia y Saneamiento, y a partir del mismo no sólo exponer el diagnóstico sobre la situación, sino actuar en consecuencia mediante un trabajo en conjunto que involucre a todos los implicados en el proceso de desarrollo turístico mediante el diseño, implementación, monitoreo y seguimiento de acciones, planes y programas que conlleven a usar el agua de manera adecuada.

 

turismo ODS 6 agua

¿Por qué es importante calcular la huella hídrica en la actividad turística?

Si en 2017 1,322 millones de turistas viajaron por el mundo, los gobiernos locales, iniciativa privada y sociedad en conjunto tienen la responsabilidad de hacer que cada uno de esos viajeros se conviertan en oportunidades para ahorrar agua ¿imaginas cuántos m3 de agua se dejarían de consumir con buenas prácticas y concientización?; por ejemplo, se nos muestran las cifras estadísticas de los ingresos generados por la llegada de visitantes internacionales más el movimiento doméstico, pero no se nos dice cómo esos flujos incidieron en la calidad-disponibilidad de los recursos de los destinos turísticos y/o en el bienestar de las poblaciones locales.

Considerando que el consumo mundial de agua por concepto de turismo es del 1%, que el consumo promedio durante la estancia es de 450 a 2000 l (dependiendo de las características del destino) llegando a utilizar hasta 3m3 por estancia y que ello implica hasta una cuarta parte del gasto total de los establecimientos de hospedaje 2, entonces se llega a la conclusión de que el turismo sustentable se convierte en un aliado para la conservación del agua ya que se formulan predicciones de consumo-disponibilidad, se toman mejores decisiones en consecuencia y se establecen esquemas eficaces de gestión no sólo basados en la rentabilidad sino en el beneficio ambiental que se genera.

¿Cómo podemos calcular los costos-beneficios ambientales y económicos en el uso del agua?

 Existe una metodología denominada Producción Más Limpia (P+L), empleada desde 1990 como alternativa para solucionar los problemas ambientales del planeta y que se basa en aplicar continuamente estrategias de prevención de la contaminación ambiental, en este caso a procesos y servicios en establecimientos de hospedaje, a fin de incidir en la ecoeficiencia y reducir riesgos al ambiente 3.

huella agua turismo

Con la aplicación de la P+L se busca optimizar recursos y modificar procedimientos, demostrando que se puede obtener efectividad económica siendo amigable con el ambiente; los principales beneficios de la aplicación de esta estrategia ambiental en el turismo son: uso racional de recursos, reducción de residuos y contaminantes, cumplimiento normativo a nivel local, compromiso ambiental, reducción de costos operativos, fortalecimiento de la imagen pública (responsabilidad social) y generación de información (balance costo-beneficio ambiental) para la toma adecuada de decisiones.

Buenas prácticas: lecciones aprendidas y la importancia del trabajo conjunto

 Si actualmente el 22% de los turistas que viajan por el mundo buscan productos y servicios sustentables 4, entonces tenemos una gran oportunidad para unir esfuerzos y brindarles una experiencia que no solo traerá beneficios económicos sino también menor presión a los recursos naturales locales. Por lo que el turismo se convierte en aliado para la conservación y la promoción del desarrollo sustentable, requiriendo compromiso y voluntad de los stakeholders involucrados en el proceso.

buenas practicas agua

Por otro lado, la experiencia ha demostrado que con la implementación de un esquema de P+L se puede ahorrar del 20 al 30% del total de los costos en los establecimientos de hospedaje, mediante buenas prácticas que en muchos casos se basan en la puesta en marcha de acciones sencillas que no requieren grandes inversiones como concientizar al huésped de no lavar diariamente sus blancos, implementar sistemas ahorradores en regaderas e inodoros, reducir y evitar fugas, llevar a cabo planes de mantenimiento en continuo monitoreo e involucrar al personal de  todas las áreas de servicio. Además de  los beneficios indirectos como la reducción en consumo de energía y su consecuente contribución en la generación de gases de efecto invernadero, la reducción en el uso de químicos en lavandería y descargas de aguas residuales, entre otros.

 

Falta camino por recorrer y lograr conjuntar esfuerzos en el sector turístico para incidir de manera positiva en el tema del uso del agua como parte de nuestro futuro común.

 

Referencias

  1. Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos, febrero de 2018.
  2. Organización Mundial de Turismo, 2017.
  3. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), 1989.
  4. IPK International y Universidad de Ciencias y Artes Aplicadas de Lucerna, 2017.

Autora

Karla Alejandra Rivera Del Aguila, es miembra fundadora de la plataforma colaborativa de Ecoturismo Genuino, es consultora independiente en Soluciones Sustentables para el sector turístico 

You may also like

Leave a comment