Áreas Naturales Protegidas sin Contaminación por Plásticos

ANP’s sin Contaminación por plásticos

La producción de plástico a nivel mundial está aumentando rápidamente. Si continuamos con nuestros actuales patrones de producción y consumo, para el 2030 habrá más plásticos que peces en los océanos. A la vez, su producción podría ascender a 619 millones de toneladas al año.

Actualmente la producción de plástico ha superado la de cualquier otro material. El 50% está diseñado para ser usado una sola vez, lo que representa la mitad de los desechos alrededor del mundo[1].

Como humanidad no previmos las enormes consecuencias de desechar este material después de su breve uso. Cada año alrededor de 13 millones de toneladas de plástico llegan a nuestros mares y océanos; lo que tiene una consecuencia sumamente negativa para la flora y fauna marina y terrestre. Aproximadamente cien mil organismos marinos mueren al año por intoxicación plástica, porque no diferencian entre ellos y su comida natural y este problema está incrementando. Se estima que el 99% de las aves marinas habrá ingerido plástico para el 2050 y dicha basura daña alrededor de 600 especies marinas[2].

Ante dicha problemática ONU Medio Ambiente lanzó en febrero de 2017 la campaña global #MaresLimpios, la cual busca fomentar mayor conciencia y entendimiento del consumo insostenible que el plástico ha alcanzado. Así como movilizar a las personas, la industria y los gobiernos comprometiéndose con acciones voluntarias para reducir el plástico de un solo uso.  La campaña #MaresLimpios es el mayor movimiento global para combatir la basura marina que cuenta con el compromiso de 51 países con un objetivo en común: prohibir todos los plásticos de un solo uso para el año 2022.

A nivel nacional, se ha logrado regular o incluso hasta prohibir, gradualmente, diversos artículos desechables de plástico tal es el caso de ciudades como Ensenada, Tijuana, Isla Holbox y Estados como Jalisco y Baja California Sur, entre otros. Poco a poco comenzamos a ser conscientes y responsables de nuestro consumo cotidiano pero falta mucho espacio por recobrar.

¿Qué podemos hacer como ciudadanos?

Como individuos tenemos un poder que a veces no ejercemos, como consumidores poseemos una gran fuerza. Nuestras palabras imprimen fuerza, pero el ejemplo inspira y mueve conciencias. Todos podemos hacer algo al respecto, empezando por reflexionar el papel que juega el plástico en cada una de nuestras vidas y en las actividades turísticas. Alrededor del mundo, existen iniciativas para luchar contra esta epidemia autoafligida. Por su parte, la sociedad civil ha jugado un papel importante en la solución de esta problemática. Un gran ejemplo de trabajo en equipo y soluciones innovadoras para enfrentar la contaminación por plásticos tuvo lugar en la playa de Versova, en Mumbai, India, la cual parecía una enorme y gruesa alfombra de basura. Alrededor de 500 voluntarios participaron en la limpieza de la playa Versova bajo el liderazgo del joven ambientalista Afroz Shah. Gracias a este gran esfuerzo, las tortugas golfinas han regresado a desovar a esta playa después de 20 años.

Los plásticos también han invadido lugares de gran diversidad biológica como las Islas Galápagos en Ecuador, donde el gobierno y sociedad civil participaron juntos para implementar soluciones contundentes. El país megadiverso intensificó sus esfuerzos para luchar contra esta problemática y logró prohibir la entrada de cualquier tipo de plásticos a las Islas Galápagos, uno de los lugares ecoturísticos con mayor relevancia internacional. Actualmente los turistas que quieren visitar el área, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO), no pueden introducir plásticos.

En México, también existen numerosas iniciativas que enfrentan esta problemática de contaminación. Un ejemplo de ello es la asociación Ríos Limpios o Salva Aguas, la cual se dedica a organizar actividades deportivas que a la vez generan conciencia de los efectos negativos que tienen los residuos plásticos. Para reconocer el valor ambiental de nuestras áreas naturales, Rios limpios planifica recorridos de plogging, actividad que consiste en practicar deporte, como caminar o correr, mientras se recogen residuos con guantes y costales de tela. Participar e uno de estos esfuerzos brinda una gran satisfacción, sentido de pertenencia, orgullo y respeto por la naturaleza.

Únete a la Comunidad para acceder al Webinar

Más información:

Web

Publicaciones

Videos

Rompe con el plástico

Limpieza de la playa Versova en la India – ONU Medio Ambiente

Fuentes

[1] Noticias ONU – https://news.un.org/es/story/2018/06/1435111

[2] Plástico de un Solo Uso: Una Hoja de Ruta para la Sostenibilidad, ONU Medio Ambiente, 2018.

Autoras

Rosi Amerena – consultora comunicación y medio ambiente

Abi Márquez – administradora de proyectos ONU Medio Ambiente

 

You may also like

Leave a comment