El Camino del Consultor en Ecoturismo – Parte III

Esta semana tuvimos una micro reunión con miembros de la Tribu de Ecoturismo Genuino (Mireya Carrillo y Fredy Ochoa) en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.  Conversando sobre aviturismo y el reto de ligar el mundo académico-teórico con el lado practico de la consultoría.

Esto me lleva a continuar mi historia del “Camino del Consultor de Ecoturismo”.  El regreso de la maestría con nuevas herramientas de trabajo, marcos conceptuales, familiarizado con el lenguaje del sector y con mi tesis bajo el brazo, me dispuse a buscar oportunidades laborales.
Mi primera puerta a tocar fue obviamente la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). Mi carta de presentación fue mi tesis y una de mis conclusiones obvias: “Las ANPs de México necesitan una Estrategia de Turismo”.  Las estrellas estaban alineadas y los contactos construidos para les llamara la atención la idea y justo existía el interés de USAID para apoyar una iniciativa de este tipo.  Así fue como en el 2006 desarrollamos la “Estrategia Nacional para el Desarrollo Sustentable del Turismo y la Recreación en las Áreas Naturales Protegidas de México“.
Esta fue mi primera experiencia de consultoría de alto impacto en México.  Significó organizar talleres regionales de planificación e intercambio de experiencias alrededor de México con personal de la CONANP (principalmente directores de áreas naturales protegidas), sistematizar los resultados e ideas de todos los talleres, derivar los elementos más importantes de dichos resultados para integrar un documento de planeación que funcionara como guía práctica para cualquier tipo de área natural protegida de México, sin importar sus ecosistemas o su tipología turística.  Acompañado por expert@s de USAID (como Maria Elena Mesta, que también forma parte de la Tribu de Ecoturismo Genuino) integramos un documento robusto del cual emanó el Programa Nacional de Turismo 2006 – 2012, fue presentado en el Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México y hasta el día de hoy continua como documento de referencia para la CONANP.
En retrospectiva, y retomando la pregunta de Dulce Carolina Álvarez de ¿Cómo sabes que estas listo para ser un buen consultor?, en este proyecto yo tenía mis recientes bases teóricas de la maestría y en ese sentido tenía muchos más conocimientos del ideal y posibilidades del manejo del turismo, pero la experiencia práctica la tenían todos los Directores de Áreas Protegidas.  Fue entonces que comprendí que mi rol era el facilitar el proceso de la mejor manera y no era decir como “experto” que se tenía que hacer.  Mis conocimientos teóricos ayudaron a ordenar las ideas de la CONANP en una forma clara y útil.
Finalmente, este proyecto fue también una inmersión a la realidad y debate interno que tenía la CONANP, como institución relativamente nueva en ese momento (se creó en el 2000), sobre las oportunidades que traía el turismo y la recreación a las áreas naturales protegidas.  Ya que uno de los temas constantes siempre fue ver el turismo como una amenaza al patrimonio natural, y tratar de verlo ahora como una oportunidad de desarrollo local y promoción de una cultura para la conservación por parte de los visitantes.  Se sentaron las bases para implementar herramientas de diagnóstico a nivel de área protegida como también para la evaluación de proyectos o iniciativas de ecoturismo comunitario.
En conclusión, mi regreso a México comenzó de la mejor manera posible y catapultó mi involucramiento en el desarrollo del turismo en áreas naturales protegidas para los siguientes 10 años.

También te puede gustar

Deja un comentario