FuckUp Nights: Tienda de Experiencias Local

FuckUp Nights es un movimiento global nacido en México en el 2012 para compartir públicamente historias de fracasos en los negocios.  Cientos de personas se reúnen para escuchar a 3 o 4 emprendedores compartir sus fracasos.  Cada ponente tiene 7 minutos y puede usar 10 imágenes para transmitir su historia.  Después de cada sesión hay tiempo para preguntas y respuestas, y al final tiempo para networking.

La gente de FuckUp Nights ha desarrollado el Instituto del Fracaso y tienen “El Libro del Fracaso” y una infografía (¿Por qué fracasan los negocios?) que complementa muy bien nuestros posts sobre las razones del fracaso en el ecoturismo comunitario y el turismo de naturaleza.

Tomando esto en cuenta y ya que mis últimos posts han sido sobre fracasos yo haré mi FuckUp Night (blog post) para un proyecto de empresa que inicié en el 2012 y cerré en el 2014.  La idea es pasar por el humilde proceso de compartir el fracaso y la fortalecedora transición de aprender de los errores.  Mi proyecto fue la Tienda de Experiencias Local como agencia de viajes de turismo experiencial con base en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.

 

¿Por qué le tenemos miedo al fracaso? 

Yo creo que la razón más grande de nuestro temor al fracaso, es hablar y aceptar que hemos fracasado.  En una cultura occidental que reconoce, aplaude y premia el éxito; admitir el fracaso y compartirlo es contrario, mal visto y hasta contraproducente.  Quienes fracasamos seremos juzgados de tontos, ingenuos, poco profesionales, y otros adjetivos; aunque en otros emprendimientos o facetas de la vida seamos “exitosos”.

 

Tienda de Experiencias Local: Agencia de Turismo Experiencial en Chiapas 

A partir de nuestro trabajo como consultores, y en contacto con varias empresas de ecoturismo en Chiapas, quisimos dar el paso a crear una marca comercial que apoyara iniciativas de turismo experiencial en Chiapas (el ecoturismo es en si vivencial, pero queríamos incluir otras opciones de la oferta).  También creíamos que la oferta turística en San Cristóbal de las Casas para tours de un día era poca, de baja calidad, muy tradicional (por ende no vivencial) y sobretodo poco responsable y justa.  Armados con estas buenas intenciones nos lanzamos a crear nuestro producto y nuestra empresa que llamamos la Tienda de Experiencias Local.

Invertimos en diseñador para nuestra marca corporativa, registramos la marca, contratamos un arquitecto para que nos hiciera una tienda física increíble para San Cristóbal de las Casas, construimos dicha tienda, contactamos a todos los proveedores e hicimos una inauguración digna de nuestra marca.

Nuestros proveedores eran anfitriones (artesanos, pescadores, agricultores) locales, cooperativas comunitarias (o de grupos organizados en comunidades) y privados que ofrecieran experiencias de ecoturismo, aventura, rurales, gasteonómicos y hasta de relajación y SPA.  Llegamos a tener cerca de 70 experiencias de medio día, un día, fin de semana y hasta de una semana.  Eramos la agencia de viajes con la mayor oferta en Chiapas.  Estábamos listos para controlar el mercado experiencial.

Teníamos un equipo de trabajo increíble: una Coordinadora de Experiencias y dos Asesores de Experiencias  entusiastas que creían en la propuesta y la filosofía de la marca.  Abrimos el 31 de marzo del 2012 un día antes de la Semana Santa de ese año para aprovechar la temporada alta en San Cristóbal de las Casas, y desde el día uno tuvimos clientes.  Parecía que todo iba salir bien y que habíamos creado algo nuevo y exitoso hasta que…termino la Semana Santa dos semanas después jajajaja.

 

¿No hicieron plan de negocios?

Teníamos planes de negocios (uno al principio e hicimos otro para cambiar la estrategia que no funcionaba en el primer año), manuales operativos, capacitamos a nuestra Coordinadora y Asesores.  Teníamos formatos y sistemas para todos los procesos de la empresa.  Habíamos probado muchas de las experiencias que ofrecíamos. Teníamos lo que todo emprendedor quisiera tener.  Fuimos muy sistemáticos y ordenados en la estructuración del negocio.  Teníamos a un equipo de técnicos (Coordinadora y Asesores) que operaban la empresa, mi esposa era la Administradora, y yo el Emprendedor de la visión.

 

 

¿Entonces qué falló? 

Teníamos un super producto, creíamos tener una propuesta de valor rentable, pero nos fallaron los siguientes puntos:

  • Nunca tuvimos claridad quién era nuestro segmento de mercado
  • Aunque los clientes que tuvimos tenían un perfil similar no trabajamos en entenderlos mejor.
  • Nunca trabajamos en entender sus “pains, gains and jobs”.
  • No sabíamos qué canales de comunicación eran los más eficientes para construir una relación.
  • Nuestros canales de distribución era los incorrectos.
  • Creo que en resumen nuestro modelo de negocios estaba lleno de supuestos que nunca validamos y no nos dio el tiempo de validar en dos años porque no teníamos las herramientas para hacerlo.
  • y al final se nos acabó el dinero y no podíamos como pequeños empresarios soportar la falta de flujo de efectivo.

 

Autor

Allan Rhodes es Coordinador General y Community Manager de Ecoturismo Genuino, una Comunidad Virtual de Consultores en Ecoturismo. Padre de tres niños, consultor, conferencista y emprendedor.

También te puede gustar

7 comentarios

  • Juan Marambio 24 abril, 2015   Respuesta →

    Excelente historia Allan!

    Creo que es importante hablar de nuestros fracasos para aprender. En Chile, he visto decenas de proyectos financiados por emprendedores o por el Estado (tanto individuales como comunitarios), que han fracasado por razones similares:
    Nos entusiasmamos demasiado con nuestros sueños, y perdemos de vista las características de nuestros clientes.
    Sigamos hablando de fracasos!!

  • Allan Rhodes 25 abril, 2015   Respuesta →

    Gracias Juan. Sigamos hablando de fracasos. Sobretodo pensemos en formas de fracasar rápido y a menor costo financiero, social y personal, para aprender más rápido.

    ¡Saludos!

  • Allan,
    ¿Te sumas al equipo para abrir FuckUp night San Cristóbal?

    ¡Me encanta la idea de estar compartiendo errores y fracasos en este camino!

    Me entusiasma mucho abrir la conversación del fracaso y aprender de eso!

    Saludos y gracias por comapartir esto.

    • Allan Rhodes 27 abril, 2015   Respuesta →

      ¡Claro que sí Mauricio! Cuenta conmigo. Tu dime que sigue.

      Saludos y gracias,

      Allan

  • Dulce 29 abril, 2015   Respuesta →

    Me parece estupenda esta actividad, para quienes vamos iniciándonos en esta área, resulta muy enriquecedor saber sus experiencias, ayudan a abrirnos la mente y prepararnos aun más, para segur creciendo y responder a quienes creen en lo que hacemos.

    Gracias y saludos desde México

    • Allan Rhodes 19 mayo, 2015   Respuesta →

      Gracias Dulce por tus comentarios, justo la idea es compartir las experiencias para que otros aprendan, no repitan los errores y construyan desde las lecciones aprendidas. Abrazos…

  • Que tal ? Me llama la atencion de sobremanera tu artículo, creo que tenemos muchas cosas en comun, soy Ing en sistemas, desarrollo aplicaciones y todas estas vainas tecnologicas, por otro lado en mi familia desde hace mas de 20 años estamos luchando contra todo por impulsar la zona de aguaselva en Huimanguillo, Tabasco, nuestros resultados son bajos pero alentadores en el ultimo año. Necesitaria escribir mucho para platicar todo el caso pero resulta que hace cierto tiempo conoci tu pagina Tienda de experiencias y me encantó dije dios mio algo asi es lo que necesitamos en Tabasco y pense en hacer algo así, cosa que aun no he concretado.
    Es una pena lo que paso con tu sitio, asi es esto igual acumulo varios fracasos en lo tech y en el turismo, me alegra mucho haber encontrado tu sitio espero estar en contacto y estoy seguro que necesito de tu experiencia para ayudar en mi ecoparque.
    Espero estemos en contacto. Saludos!

Deja un comentario