by admin

Principios del Diseño de Experiencias Regenerativas

9 octubre, 2019 in Turismo Regenerativo

El propósito del diseño de experiencias regenerativas es la co-creación de conexiones profundas y la integración de la comunidad local, el viajero y la naturaleza, develando la identidad de cada lugar (su ética y estética), posibilitando que la relación hombre-naturaleza sean saludables y simbióticas a largo plazo, y puedan prosperar hacia a su potencial evolutivo.

Para esto planteo algunos principios básicos que permitan diseñar desde una nueva visión que plantea tres ámbitos; El diseñador, el lugar y las relaciones.

La observación y el observador como punto de partida para una nueva ciencia de diseño

Estamos hace un tiempo viviendo en el paradigma de ver al mundo como una “cosa”, algo que existe afuera e independiente de nosotros, desde una mirada reduccionista, mecanicista, economicista y fragmentada. Así una persona puede estar frente a un bosque o “cosa” y ve solamente árboles aislados, reduciéndolos a abstracciones como el valor económico que este tiene, traduce los árboles a metros cúbicos de madera y la calidad de esta para ser vendida en el mercado, esto da un valor económico del bosque que esta mirando.

Otra persona puede mirar el mismo bosque y “ve” la relación entre el bosque, el de agua y aire, la biodiversidad que contiene, la paz y tranquilidad, la salud y el bienestar que pueden otorgar y, a través de esta mirada, los valores intrínsecos que este contiene. El paisaje estático se transforma así algo dinámico, lleno de vida, relaciones y en permanente interacción.

Desde donde o como observamos el mundo que nos rodea, nos hace interactuar con la realidad que vemos de una u otra manera. Esto quiere decir que cuando el observador puede ampliar y profundizar su mirada en las dimensiones, sensaciones y relaciones (muchas veces invisible a los ojos, pero no a los sentidos anímicos, imaginativos e intuitivos) de lo que está observando, se hace posible diseñar algo integrador, con pertenecía y acorde al lugar en sí mismo.

En gran medida más que encontrar soluciones y respuestas a la hora de diseñar, lo que aspiramos es permitir que emerja lo que el lugar necesita para la salud y bienestar de todos los que habitan ahí y facilite el movimiento de la vida en ese lugar. Es por esto, que sentir y reflexionar estas preguntas con el lugar y su gente es importante antes de diseñar; ¿cuál es la intención o propósito del lugar? ¿Qué es lo que el lugar necesita? ¿Qué es lo que se está queriendo expresar? ¿Cuál es mi rol en este proceso vivo?

El rol del Lugar y el Sense of place

El “lugar” ha sido construido a través del tiempo, y cada una de sus manifestaciones contienen toda la historia que les a tocado vivir y esto hay que honrarlo se ha generado una biografía e historia del lugar que podemos aprender a leer y que está en constante evolución.

Para trabajar desde un lugar vivo y el “Sense of place”, los esfuerzos de nuestras capacidades se orientan en observar e hilar la historia geológica, hidrológica y biológica (flora y fauna), las dinámicas ecológicas, así como sentir y observar los patrones que dan vida al lugar y que han dado origen a los patrones culturales humanos que luego se desenvuelven en él. Así como la vegetación a modelado el propio entorno en el cual emerge, transformándolo y creando nuevas posibilidades de expresión y nichos para que nuevas formas puedan habitar, el humano también es creado y creador de su entorno.

Trabajar con la comunidad local en procesos participativos de colaboración y recapitulación de la historia del lugar cumple con dos propósitos fundamentales, el primero es descubrir, a través de los ojos de quienes han habitado el lugar por años, su identidad, esencia y potencial; y como segundo ampliar el sentimiento de pertenencia y arraigo, lo que profundiza la conexión y el cuidado por el lugar a largo plazo.

Desentrañar la biografía viva es fundamental, ya que el humano entiende el mundo a través de historias, y el guía de experiencias debe facilitar, a través de ellas, un viaje de inmersión con ese proceso vivo y evolutivo, permitiendo al viajero conectar con la esencia e identidad del lugar, haciéndolo sentir parte y experimentar que su viaje colabora y esta unido a un propósito mayor.

Integrando y transformando a través de las tres relaciones y la regeneración

El turismo es básicamente movimiento y encuentro. Las personas viajan de su lugar para ir a otro y en este otro lugar ocurre el encuentro. A diferencia de otras industrias, en el turismo el ser humano es parte esencial de la experiencia, para esto es importante comprender más profundamente la esencia y el propósito profundo del viajero y por lo tanto la potencial relación que puede vivenciar con el lugar.

En el diseño de experiencias regenerativas trabajamos con tres relaciones; El ser humano consigo mismo, con los otros y con la naturaleza. Por lo que ha de estar siempre considerado y presente el tiempo y el espacio para que estas tres relaciones ocurran. Para esto es importante ralentizar al viajero, para que pueda ir bajando su ritmo de vida cotidiana (muchas veces un ritmo ciudadano) y pueda ir apreciando y sintonizando con el ritmo del lugar, la naturaleza y sus estaciones, los oficios de cada estación, las festividades y el momento único que se está viviendo, como una forma de traerlo al presente.

Principios del Diseño de Experiencias Regenerativas
Fuente: Camina Sostenible

Por lo que el diseño de experiencias en turismo regenerativo, buscan siempre la transformación a través de la mayor conexión del viajero consigo mismo, con los otros y con la naturaleza (o entorno). Y a pesar de que la experiencia es diseñada, no debe perder autenticidad, originalidad e identidad, y debe esforzarse en cultivar una impronta única, un “flow” y movimiento propio, que esta conectado con el lugar desde sus fuerzas vivas y formativas (naturales y culturales) y a la vez está impregnado inevitablemente con la identidad de la organización (o empresa) que proporciona o facilita la experiencia misma.

Método Practico o aplicación práctica de los contenidos:

Estos son los 7 pasos simples y prácticos que para el del diseño de experiencia regenerativas que hemos desarrollado:

1. Definir mi identidad y propuesta de valor experiencial; Conectado con la identidad esencial de mi organización.
2. Sense of place; Conectar, sentir y comprender el lugar para un diseño co-evolutivo.
3. Soñar la experiencia regenerativa; Que desearía que ocurriera en el viajero
4. Identificar los momentos de verdad; Donde las tres relaciones cobran vida
5. Diseñar la experiencia óptima. Incluyendo la articulación de servicios, integrar diversas experiencias (psicológicas, sustentables, sociales – culturales, emocionales y espirituales), construir un relato y narrativa, y generar una conexión con el entorno
6. Aplicar estándares del encuentro, cuidando la calidad de experiencia deseada
7. La celebración, proceso de feedback y mejora continua

Espero que esto ayude a la comprensión del turismo regenerativo y el diseño de experiencias transformadoras. Cabe decir que, esto es solo la parte intelectual (por lo tanto, incompleto), y que cada uno de estos temas los profundizamos en los talleres de manera experiencial, dado que el diseñador debe desarrollar habilidades a través de las prácticas y vivencias que nos permitan ver el mundo de una manera diferente.

¡Bienvenidos a la Iniciativa Global de Turismo Regenerativo! Los dejo invitados a ver nuestros próximos cursos aquí  y seguir creciendo juntos.

Este artículo ha sido originariamente publicado en Turismo Regenerativo y reproducido en Travindy con permiso del autor: Principios del Diseño de Experiencias Regenerativas”.

Autor

Martín Areneda tiene una experiencia muy variada en el ámbito del turismo regenerativo y además de ser co-fundador de Camina Sostenible, también es consultor en desarrollo organizacional, planificación estratégica, facilitador de espacios de aprendizaje y diseñador Regenerativo.


Próximamente en México: Talleres de Turismo Regenerativo

Fechas: 22 – 24 Nov

lugar: Guanajuato, México

  • Precio base: $4400 MXN
  • Precio preferencial miembros Ecoturismo Genuino: $3375 MXN (antes del 10/10/2019)
  • Precio preferencial miembros de Ecoturismo Genuino: $3750 MXN (después del 10/10/2019)
  • Es decir un descuento de $50 USD = membresía profesional anual

informes:  info@rutapicaso.mx

Fechas: 29 Nov – 1 Dic

lugar: Playa del Carmen, México

  • Precio base: $240 USD
  • Precio preferencial miembros Ecoturismo Genuino: $190 USD

 

  • Es decir un descuento de $50 USD = membresía profesional anual
informes: angela@totonal.com

¿Aún no eres miembro de la Comunidad Virtual de Ecoturismo Genuino? ¡Únete ahora!

 


 

Episodio 17: Turismo Regenerativo

by admin

Tendencias que influencian al Turismo Comunitario

25 septiembre, 2019 in Turismo Comunitario

El turismo ha ganado un papel prácticamente estelar en la economía mundial convirtiéndose, en uno de los sectores más estudiados. Lo interesante del fenómeno, es la capacidad que posee de adaptarse a las tendencias que van surgiendo, acorde a las necesidades de la humanidad y sus nuevos intereses. Sin embargo, es vital tomar conciencia de otros aspectos de la actividad.

En el caso del Turismo Comunitario, se habla de un turismo con conciencia socio-ambiental, basado en los estándares de la sustentabilidad. El mismo, responde como una de las posibles soluciones a los siguientes fenómenos:

  • Saturación de los mercados tradicionales. Los destinos que han sido centros turísticos tradicionales por décadas, se encuentran con el inconveniente de que la capacidad de carga física de su destino, está excedida ampliamente por la cantidad de turistas que arriban a cada momento, deteriorando tanto la calidad de vida de los residentes como la experiencia de los turistas, al tiempo que se genera un fuerte impacto ambiental.
  • Búsqueda de viajes que dejen una impronta en los turistas. Para muchos, el hecho de viajar sólo por conocer nuevos destinos, ha perdido gracia. Hoy la intencionalidad de los viajes empieza a centrarse cada vez más, en obtener una experiencia interna impactante y transformadora.
  • Necesidad de escapadas cortas pero distribuidas en el año. Es cada vez más notoria la tendencia a viajes cortos a destinos no tan lejanos, pero en forma más repetida a lo largo del año, que permitan romper con la rutina de la vida cotidiana.
  • Aumento de la conciencia en la responsabilidad social y ambiental, a la hora de elegir un destino. Para muchos consumidores, ya no prima únicamente que un producto o servicio satisfaga sus propias necesidades, sino que tiene que haber un plus. Ese valor agregado, empieza a ser el hecho de pensar en todas las partes implicadas a la hora de desarrollar un producto. En el caso del turismo, se trataría del ambiente y la comunidad local entre otros.

Estas tendencias, son sólo algunas de las que se están presentando durante el Siglo XXI. Como puede apreciarse, los paradigmas que condicionan las elecciones turísticas, están mutando hacia una mirada más consciente del entorno.

El Turismo Comunitario (TC) puede ser una de las respuestas a estas preferencias turísticas, pero al mismo tiempo es vital, tomar dimensión de la responsabilidad que implica abrirse al mercado.

La consciencia no radica sólo en saber percibir el beneficio socio-económico para quienes reciben al turismo, sino además en hacer viable y sostenible en el largo plazo, el flujo turístico. Para ello resulta substancial la sensibilización y capacitación de las comunidades receptoras por dos grandes aspectos:

  • Por un lado, para que no pierdan su cultura autóctona con el paso del tiempo. A menudo cuando un pueblo prístino, comienza a recibir publico externo, se deja llevar por la novedad extranjera y ocurre que en el mediano o largo plazo, pierde su esencia, aquello que lo hacía único. Eso se debe al hecho de no tomar conciencia de que aquello que lo distingue, es lo que le da valor.
  • Por el otro lado, para saber contener al público visitante y que éste se sienta a gusto. La falta de herramientas en materia de conocimiento en cuanto a la hospitalidad turística, genera muchas veces discordia entre locales-visitantes. Esto conlleva a que el turista en lugar de sentirse nutrido por otras culturas, sienta frustración y recelo. En consecuencia, en lugar de poder apreciar las bondades de otros pueblos, termina por sentirse amenazado, lo que puede derivar en publicidad negativa para la región visitada.

Por ello, la sensibilización/educación es uno de los aspectos centrales a tener en cuenta, en esta rama que está siendo recientemente descubierta y puesta en marcha, como un potenciador de economías deprimidas. Este es el momento de indagar en sus potencialidades para desarrollarlo en pos de una sinergia que resulte, totalmente provechosa tanto para los residentes como para los visitantes.

Autor

Lic. Mariana Keoroglanian – Dirección de Proyectos de Turismo Sustentable

 Este artículo proviene originalmente de Wellness Magazine

by admin

destinos en peligro

Destinos en riesgo: La carga invisible del turismo

11 septiembre, 2019 in Cambio climático, Masificación

El informe «Destinations at Risk: The Invisible Burden of Tourism», publicado el 26 de marzo de 2019, por Travel Foundation,  el Centro para la Empresa Global Sostenible de la Universidad de Cornell y EplerWood International, describe cómo los destinos deben identificar y tener en cuenta los costes ocultos del turismo, conocidos como «carga invisible». De lo contrario, los ecosistemas, las maravillas culturales y la vida de las comunidades corren un riesgo cada vez mayor, y la industria del turismo podría quebrarse por su propio peso.

En medio de la creciente preocupación por el «overtourism» y los llamamientos de la industria de viajes para mejorar la gestión de destinos, el informe revela las causas profundas del problema y ofrece un análisis lógico e integrado de por qué está ocurriendo. El informe sugiere que los riesgos a los que se enfrentan los destinos turísticos y las empresas deben ser revisados abierta y transparentemente con un análisis más científico basado en datos, incluyendo:

  • Nuevos sistemas contables locales que reflejen toda la gama de costes derivados del crecimiento del turismo, en lugar de un conjunto incompleto de medidas de impacto económico.
  • Nuevas capacidades y colaboración intersectorial, basadas en datos y tecnología, para lograr una planificación espacial eficaz, gestionar la demanda de servicios y servicios públicos y evaluar la disponibilidad de recursos locales vitales.
  • Nuevos mecanismos de valoración y financiación para corregir la debilitante sub-inversión en infraestructura y gestión de activos locales y permitir la transición a las economías de destino con bajas emisiones de carbono.

Los destinos más vulnerables son aquellos con…

  • Un alto riesgo de los impactos del cambio climático, que afectarían desproporcionadamente a la economía de un destino – por ejemplo, países insulares.
  • Una clase media de rápido crecimiento que esté impulsando el desarrollo del turismo a niveles insostenibles – por ejemplo, en Asia meridional y sudoriental.
  • Una alta dependencia económica del turismo – por ejemplo, en el Caribe.
  • Un gobierno local con una baja capacidad para gestionar el crecimiento del turismo en términos de presupuestos y capital humano – un problema que se ha encontrado tanto en las economías avanzadas como en las emergentes.
  Este artículo es un resumen traducido de The Travel Foundation traducido del inglés al español por Travindy ES. Puedes descargar el informe completo en este enlace.

Consigue tu caja de herramientas de Planes de Destinos Turísticos Sostenibles y Participativos

by admin

cuidar areas naturales

Las Áreas Naturales, conocer para cuidar

12 julio, 2019 in Áreas Naturales Protegidas, Buenas Prácticas

Todos estamos de acuerdo en proteger áreas naturales, pero por qué es tan necesario darles protección. Cuáles son las amenazas a la Naturaleza y qué podemos hacer los humanos para revertir el constante deterioro de nuestros recursos naturales.

Un Área Protegida es una invención humana. Es un área o mejor dicho un volumen (si tomamos en cuenta que protege el suelo, subsuelo y el espacio aéreo junto con sus organismos, máxime si es un área marina) que debe ser protegido del mismo ser humano para que mantenga sus condiciones naturales originales y/o su evolución natural en el caso de cambios sustanciales de su medio.

¿Pero por qué es necesario proteger un área o volumen de nuestra Tierra?

El género Homo apareció en la Tierra hace unos 2,5 millones de años y al igual que todos los organismos vivientes, ha hecho cambios en su medio. Pero en los últimos 200 años aproximadamente, en particular nuestra especie ha generado cambios tan radicales e intervenido en tantas áreas de gran extensión, que requiere un manejo pormenorizado para su cuidado si queremos que las condiciones de la biosfera, donde pertenecemos y somos parte, continúen existiendo tal cual la conocimos.

La capacidad de cambio en el medio, la utilización variada de los recursos y en particular la explosión demográfica exponencial sostenida en el tiempo, son características únicas de nuestra especie.

¿Sólo nuestra especie se expandió tanto en toda la Tierra?

Si hacemos una revisión paleontológica y geológica, han existido momentos similares en donde unas pocas especies han podido copar nuevos nichos teniendo una gran expansión. Pero dicha expansión siempre estuvo atada a sucesos previos de extinción masiva generada por cataclismos, meteoritos, erupciones, entre otros. Dicho de otro modo, sólo los sobrevivientes de grandes extinciones, pudieron expandirse en amplias áreas.

Según estudios científicos han sido 5 Grandes Extinciones en la historia de la Tierra. Todas fueron generadas por agentes NO Biológicos como el vulcanismo en el período Pérmico-Triásico, hace unos 240 millones de años, donde se extinguió un 85% de las especies (la gran extinción terrestre y marina) dando lugar a la expansión y diversificación de aquellas que sobrevivieron como ejemplo: los grandes saurios. Otra gran extinción fue la generada durante el período final del Cretácico, hace 65 millones de años en donde un posible meteorito sucumbió a la Tierra en radiación, polvo y oscuridad muriendo así los dinosaurios y dando lugar a la diversificación de las aves y los mamíferos.

Actualmente se habla de una Sexta Extinción Masiva, pero ésta tiene características distintivas a las 5 anteriores. En ésta, la expansión demográfica de una sola especie (Homo sapiens) es previo a la extinción del resto y generada por ella. Es la primera vez que interviene un organismo, esto quiere decir que es una extinción por un agente biológico sin intervención de agentes abióticos como: el clima, erupciones volcánicas ni agentes externos como meteoritos.

Lo que aún no puede internalizar el Homo sapiens, es que es parte de la Naturaleza, por consiguiente, si ésta cambia las condiciones que sustentan la vida tal cual la conocemos, cambiarán las condiciones para ella misma, de hecho ya están cambiando de manera acelerada.

Entonces cómo podemos hacer para revertir estos cambios.

Lo primero es reconocerlos, saber cuáles son los servicios ecosistémicos que continuamente nos da la Naturaleza para poder valorizarla. Desde el oxígeno que respiramos, el agua que tomamos y usamos a diario, hasta los alimento que consumimos, todos son recursos naturales que estamos dando uso. Pero no queda solo en la alimentación, podemos ver nuestras construcciones con materiales tan diversos como las excavaciones necesarias para extraerlos, el poder calorífico de los combustibles fósiles que generan trabajos moviendo grandes maquinarias que no podríamos hacer sólo con nuestras manos, la energía eléctrica que da sustento a la tecnología, por nombrar algunas formas de obtener recursos constantes de la Naturaleza y que la mayoría de las veces pasamos por alto por el simple desconocimiento.

También nuestros retiros y viajes desestresantes, tan necesarios para nuestro bienestar que incluye la salud, capacidad productiva y creatividad. Con un cerebro oxigenado en un espacio verde, es más fácil encontrar soluciones creativas a nuestros problemas cotidianos.

Pero cómo encontrar ésto si cada vez estamos más alejados y separados de la Naturaleza.

En realidad no podemos separarnos de algo que somos. Lo que sí es cierto es que constantemente estamos intentando desidentificarnos con lo natural pensando que un celular, una computadora o un vuelo en primera clase nos hace menos “animales” y por ello “mejores”. Pero en realidad estamos más cercanos a un ave, una oruga o zarigüeya de lo que suponemos, entonces aceptemos lo que somos y qué necesitamos para seguir viviendo.

¿Cómo conocer todos los beneficios para poder cuidarlos?

Es muy fácil. Sólo tenemos que mirar al cielo, salir a dar una vuelta a las plazas y parques. Cuando viajemos conozcamos la idiosincracia de los lugares visitados, cómo viven con la Naturaleza, cómo se relacionan, cuánto de sus recursos están usando y de qué manera. Aprendamos las interacciones de los animales y las plantas con su medio cada vez que vayamos a un Parque Nacional, una Reserva Natural o simplemente a una campiña o un campo. Observemos la labor de las aves haciendo su nido, miremos a las hormigas en su labor, apreciemos los diferentes verdes de las plantas, escuchemos los cantos de los pajaritos, llenémonos de vida natural para traerla y apreciarla cuando no la tengamos tan a mano. Sólo interesándose y conociendo la Naturaleza con todas sus interacciones y reconociendo que somos parte de ella, es cuando vamos a poder proteger y cuidar de todo lo que ella nos provee a diario, estamos a tiempo de revertir la Sexta Extinción Masiva.

En resumidas cuentas, hagamos honor a nuestro nombre y seamos Hombres Sabios.

Accede a la Caja de Herramientas de LCA para ordenar la actividad en las ANP’s

Autor

Lic Gabriel Giacobone – Director de Desarrollo Áreas Protegidas y Reservas Ecológicas – Latinoamerica Wellness

 Este artículo proviene originalmente de Wellness Magazine

 

También recomendamos el siguiente video para entender los Beneficios Ecosistémicos que nos brindan las áreas naturales:

by admin

instagram turismo

El uso de las redes sociales y el impacto en los destinos turísticos: ¿Una oportunidad de planificación?

4 julio, 2019 in Buenas Prácticas, Comunicación Sostenible, Límites de Cambio Aceptable, Turismo Sostenible

Los medios sociales han cambiado completamente nuestras vidas, con consecuencias tanto positivas como negativas. Por un lado, nos acercan y nos permiten interactuar de maneras más significativas. Pero, por otro lado, fomentan la frivolidad.

Permitir que los medios sociales permanezcan en este espacio superficial tiene consecuencias de amplio alcance; entre ellas, la perpetuación de actividades turísticas perjudiciales. Cuando buscamos esa “fotografía perfecta”, prestamos mucha menos atención al impacto que producen nuestras acciones. ¿Pero significa esto que los medios sociales acabarán con el turismo sostenible? Tal vez sí, tal vez no. La decisión es responsabilidad nuestra.

El reto

La isla Bohol, una de las provincias insulares más pequeñas de Filipinas, es un ejemplo clásico de cómo los medios sociales entorpecen el crecimiento del turismo sostenible. La inmaculada belleza natural de la isla, junto con su singular flora y fauna, ha atraído visitantes de todas partes del mundo.

Una actividad turística particularmente emocionante en Filipinas es nadar con tiburones ballena, los peces más grandes del mundo. A cambio de aproximadamente 20 USD, los viajeros pueden tomar una embarcación y disfrutar de esta actividad “única en la vida”.

webinar tiburón ballena

Únete al Webinar

No es difícil ver el impacto que producen los medios sociales en este caso. Para publicitar la atracción, los operadores turísticos muestran increíbles fotografías de personas bajo el agua a unos escasos metros de estas gigantescas criaturas marinas. Para alguien que desea asombrar a sus amigos con una inigualable foto de Instagram, esta es una oportunidad excelente.

Sin embargo, están en juego varias cuestiones importantes. Los tiburones ballena son animales migratorios. Para verlos en su hábitat natural en Filipinas, es necesario ir en la época adecuada del año y, luego, navegar mar adentro para interceptar su ruta. Ver a estos peces como se debería es difícil y, a menudo, costoso.

Pero en Bohol, y en muchos otros lugares de Filipinas, se hace caso omiso de esto. A los tiburones se los alimenta para que se queden en un mismo lugar, y la interacción constante con seres humanos tiene muchas consecuencias negativas.

Esta explotación de los entornos naturales y las culturas con características únicas se puede observar en todo el mundo, pero ¿quién tiene la culpa realmente? Los operadores turísticos dudosos ciertamente son responsables, pero ¿hasta qué punto nuestra obsesión con las selfies justifica este tipo de acciones?

El dinero es, por supuesto, un incentivo importante. Los habitantes locales ven esta práctica como una fuente viable de ingresos. Y, desde luego, tienen derecho a utilizar los recursos disponibles para mejorar sus vidas.

Pero este es el peligro que los medios sociales representan en el ámbito turístico. A medida que buscamos tomar las fotografías más impactantes para mostrar al mundo nuestras hazañas, disminuye nuestra preocupación por el impacto que producen nuestras acciones. Para que el turismo sostenible sea la norma, debemos esforzarnos por evitar que nuestros viajes se centren en la toma de selfies.

La solución

Los medios sociales son, en sí mismos, neutrales. Su efecto está determinado por cómo los usamos. Esto significa que el poder de garantizar un impacto positivo está en nuestras manos.

Uno de los aspectos más positivos de los medios sociales es que han derribado el monopolio de la información. Durante la era de la televisión y la radio, la creación y la transmisión de historias estaba exclusivamente a cargo de entidades externas. Pero los medios sociales han hecho estallar este paradigma. El contenido generado por los usuarios no solo es copioso, sino que es visto como el de mayor autenticidad y, por lo tanto, es el contenido web que recibe más votos de confianza.

Las personas viajan para vivir distintas experiencias. Ver a los tiburones ballena es, sin lugar a duda, una experiencia inolvidable, pero perjudica al medioambiente. Tiene una faceta negativa.

Sin embargo, esto es, en realidad, un problema de publicidad. Las fotos impactantes dominan la conversación porque se lo permitimos. Las poderosas historias que tenemos para contar no siempre salen a la luz. Por lo tanto, para cambiar su discurso, el sector de turismo sostenible debe, conjuntamente, encontrar mejores maneras de contar sus historias. Los blogs y los medios sociales son una excelente manera de hacerlo.

Además, al alentar a las personas a que usen los medios sociales para hablar sobre un proyecto de sostenibilidad (a menudo, ofreciéndoles algún tipo de incentivo, como un pequeño descuento a cambio de una publicación en Facebook), se está creando contenido generado por los usuarios. Este tipo de contenido, que es más auténtico y eficaz, convierte los medios sociales en una poderosa herramienta (en lugar de un obstáculo) para promover el turismo sostenible.

Aprovechar las plataformas de comentarios, como TripAdvisor, también es fundamental. Estas herramientas influyen cada vez más en las decisiones que toman las personas. Es importante usarlas para difundir el tipo de experiencias que las personas pueden vivir al participar en actividades de turismo sostenible.

Conoce más sobre el proceso de LCA como herramienta de ordenamiento de la actividad turística

Elegir nuestro destino

Que el uso que damos a Instagram nos lleve a la destrucción total o no depende en última instancia de nosotros. Los medios sociales y el turismo no van a desaparecer; por el contrario, ambos continuarán creciendo. Aprovechar el poder discursivo y publicitario de los medios sociales será fundamental para que el sector del turismo sea sostenible desde los aspectos económico, social y medioambiental. Y una vez que logremos esto, podemos utilizar este sector para propulsar el progreso y el cambio.

 

 Este artículo es una traducción del original publicado en Travindy en inglés por Eugenia Puntillo y el la traducción original se encuentra en Travindy Es.

 

Autor

Matthew Jhones es autor de The Human Revolution, un blog enfocado en la conscientización hacia la sostenibilidad y colabora con Travindy.

by admin

¿Cómo convertir un territorio en un destino turístico sostenible?

24 mayo, 2019 in Featured, Turismo Sostenible

Desde que en 2017 la Organización Mundial del Turismo decidió promover y difundir la importancia de desarrollar políticas sujetas a los estándares de la sostenibilidad, han sido muchos los destinos turísticos que se han sumado a este compromiso.

Pero… ¿cómo debemos llevar a cabo un proyecto de turismo sostenible? ¿Y por qué es tan necesario?

Los viajes, los desplazamientos, las actividades turísticas, y, al fin y al cabo, el uso de los recursos de un territorio genera un impacto y una degradación medioambiental que no sólo está influyendo en la calidad del viaje sino que también, y más importante, en la calidad de vida de las poblaciones anfitrionas: el pilar fundamental de los destinos turísticos.

Si observamos el flujo de turistas que se desplazaron en 2017 y el incremento que se está generando anualmente, ¿podemos garantizar el futuro de nuestros destinos turísticos?

La respuesta es NO. Y no sólo porque el destino deje de ser atractivo para sus visitantes, si no que, además, sus recursos se agotan, se destruyen y desaparecen. Recursos de los que viven y dependen otras personas y seres vivos.

Para que podamos garantizar la sostenibilidad de nuestros destinos turísticos debemos tener en cuenta sus tres pilares fundamentales: sostenibilidad medioambiental, sostenibilidad social y sostenibilidad económica. Y para que todos estos requisitos se cumplan debemos plantearlos desde cero en todos nuestros proyectos.

Destinos emergentes, localidades y territorios con muchísimo potencial turístico, están aprovechando esta oportunidad. Están consiguiendo desarrollar proyectos turísticos sostenibles, generando una economía local, poniendo en valor sus tradiciones y su estilo de vida, conservando y protegiendo sus recursos naturales y culturales y, atrayendo a un tipo de viajero responsable, comprometido y mucho mas rentable económicamente que es turista tradicional.

Profesionales del sector, empresas privadas y organismos públicos deben poseer las herramientas necesarias para conseguirlo.

A través de estas píldoras formativas os enseñaremos cómo poner en marcha un Plan de Desarrollo Turístico Sostenible. Os mostraremos una metodología de proyecto completa, desde la creación de los grupos de trabajo hasta la última fase de reconocimiento y certificación y, por supuesto, os recomendaremos estrategias y acciones concretas para poder cumplir el objetivo final: convertir un territorio en un destino turístico sostenible.

Regístrate al curso de Desarrollo de planes de destinos turísticos participativos y sostenibles

Autora

Patricia Caselles, es consultora en Turismo Sostenible, Colaboradora de Travindy Es e Instructora para cursos en línea de Ecoturismo Genuino.

by admin

plan acción sostenibilidad turismo

El método de trabajo que te ayudará a conseguir tus objetivos en sostenibilidad

13 febrero, 2019 in Featured, Turismo Sostenible

¿Cuáles son los objetivos que utilizas para medir la sostenibilidad en tu empresa? ¿Te sirven para medir tu desempeño en sostenibilidad? Como empresarios necesitamos marcarnos objetivos claros que permitan medir si las acciones que emprendemos van bien encaminadas o de lo contrario necesitamos cambiar de estrategia. Por ello es muy importante encontrar los objetivos claves, y eso aún es más importante si enfocamos nuestro negocio hacia la sostenibilidad porque es un concepto un tanto abstracto que necesitamos aterrizarlo. A veces el problema está en que no encontramos un método de trabajo que nos ayude a hacer un plan de acción en base a nuestros valores.

objetivos turismo sostenible

En mi opinión, la sostenibilidad engloba tres valores esenciales para cualquier negocio turístico que quiera perdurar en el tiempo: el económico, el ambiental y el social. El futuro de las empresas turísticas está en la combinación exitosa de estas tres variables con el objetivo de  tener un sueldo digno que nos permita vivir y así impulsar la economía local, pero sin olvidar que además aportamos un valor añadido a la sociedad y al medio ambiente, por ejemplo haciendo un uso racional de los recursos naturales.

Para ello es clave encontrar un método de trabajo que hable nuestro propio idioma, porque somos empresarios sensibles a los impactos del turismo y por lo tanto necesitamos que nos ayude a sacar lo mejor de nosotros y así conseguir montar un plan de acción fácil de seguir para poner en práctica los cambios, monitorizar las métricas y sobretodo integrar todo el equipo en la consecución de los objetivos.

El Plan de Sostenibilidad es un buen método de trabajo para conseguir que nuestro desempeño en sostenibilidad sea todo un éxito y podamos medirlo en base a unos objetivos que están alineados con nuestra propia estrategia y valores.

Si quieres saber más sobre el tema y armar tu propio Plan de Sostenibilidad, encontrarás todos los detalles en esta caja de herramientas.

Regístrate al Curso sobre Planes de Sostenibilidad

Autora :

Cristina Vilà, Consultora en Turismo Sostenible, Colaboradora de Travindy Es e Instructora para cursos en línea de Ecoturismo Genuino.

by admin

4 historias storytelling turismo

4 tipos de historias que usar en tus redes sociales

7 febrero, 2018 in Blog Comunitario, Marketing

Como hemos mencionado antes las historias son elementos que pueden incrementar la venta de un ecoturismo por ser una forma de comunicación ya conocida, usada e incorporada a nuestro día a día. Justo cuando nos convencemos de que este es el camino que debemos tomar para nuestra marca, destino, o servicios surgen las siguientes preguntas. ¿Y de qué historias voy a hablar? ¿De dónde las saco? ¿Cómo las estructuro?

Para responder esto, hoy leerás sobre 4 tipos de historias que puedes crear respondiendo preguntas sencillas de tu clientes.

1.- ¿Cuáles son los temas que le interesan a tu cliente? (Nos importan los temas que a ti te importa)

Si a tu cliente le interesan los derechos de los animales y este valor está en línea con tu marca. Ahí hay una historia. Si le interesan los derechos de minorías y este valor va en línea con tu marca. Ahí hay un historia. Es importante tener en cuenta que los valores que comparte tu marca, son los valores de la familia y personas que la trabajan, no sólo los dueños. Que esos valores provienen de estos individuos. Por lo tanto siempre podemos encontrar algunos de ellos que podamos promover como parte de nuestra operación y venta.

Les dejo el ejemplo de Hoteles Marriot, donde se puede ver como resaltan el valor de ser honestos y mejores personas asociándolo directamente con la marca.

2.- ¿Qué está viviendo tu cliente? (Te entendemos y estamos contigo para vivir la experiencia juntos)

Cuando tu cliente está pasando por algún suceso en su vida, la indiferencia es la peor de las respuestas. Si ha perdido un celular, o si perdió un vuelo, hablar de ello con el cliente siempre es una forma de conectar y darle importancia. Nos importas y nos importa lo que te pase es el mensaje a resaltar. En estas situaciones podemos hacer de los sucesos una experiencia verdaderamente placentera y desarrollar historias a partir de ello.

En las siguientes fotografías se muestra un caso del Hotel Manor en Irlanda, dónde una pequeña perdió (dejo en el hotel) a su amigo conejo. Podemos ver en ellas cómo el hotel reaccionó de forma positiva, contactó al cliente y al mismo tiempo aprovechó la situación para crear una historia que uso en sus redes sociales para promocionarse.

storytelling turismo marketing

 

3.- ¿Cómo eres? (Celebramos y apreciamos tu forma de ser única)

Identificarse como una persona única en el mundo es una actitud regular entre los clientes. Y cuando los etiquetamos como “Clientes”, les damos el mismo trato y no hacemos un esfuerzo por hacer valer esa individualidad lo notan. Es por eso que una fuente inagotable de historias proviene de la individualidad de cada miembro de nuestro equipo de trabajo, persona que nos visita o cliente.

Si podemos hablar de las características de algunos de ellos, podemos asociarlos con nuestra marca o servicio. Les dejo un video dónde el cantante “Residente” se ha vuelvo parte de la marca Ballantines Chile y donde compara su forma de ser con la forma de ser de la marca.

 

4.- ¿Qué estás buscando? (Sabemos cuáles son tus necesidades y aspiraciones)

identificar al lugar, la aventura con las necesidades o aspiraciones de la persona es muy sencillo. Además es una fuente inagotable de historias. Por ejemplo: vencer el miedo a hacer rappel, rafting o caminata en un sendero. Vivir la experiencia de estar en un lugar dónde pocas personas han estado. Tener la capacidad de poner esto en imágenes es una historia por si misma y de ahí puedes contar con una reacción positiva de tus clientes.

Les dejo un Gif Animado, donde podemos ver un lugar hermoso. Esta imagen busca llamar la atención y la aspiración de tranquilidad y grandeza del mundo en los clientes.

via GIPHY

Como conclusión podemos afirmar que al buscar las características de nuestros clientes, visitantes, equipo de trabajo o colaboradores podemos tomar historias que nos ayudan a mostrar nuestros servicios de una forma impactante y positiva. Además tenemos que tener en cuenta que el video no es la única forma de comunicación. Las herramientas gratuitas de edición de video, fotos y los teléfonos inteligentes son nuestra mejor arma para promovernos. Por esto el storytelling es herramienta de historias inagotables de nuestros mensajes.

Autor

Victor Zenteno es miembro de Ecoturismo Genuino. Es estratega en comunicación y marketing digital (twitter: @vzenteno / facebook: Tomatequesillo)

by admin

¿Por qué apostar por el storytelling en el turismo?

24 enero, 2018 in Blog Comunitario, Marketing

El contar historias es algo innato en nuestro día a día. ¿Cuántos de nosotros respondimos la pregunta de nuestra madre o padre? ¿Cómo te fue en la escuela? En ese momento nos dieron la puerta abierta a contar nuestras historias. Y si bien es cierto que muchas veces la respuesta se quedó en “Bien…” o “No hicimos nada…”.  Otras ocasiones era el pretexto para contar aventuras, bromas, aprendizajes e inclusive pedir permiso para realizar fiestas, viajes o reuniones.

Contar historias escuela storytelling

Ahí aprendimos a contar historias, en el centro familiar. Ahí nos acostumbramos a recopilar sentimientos, enojos, risas, llantos y tantas otras expresiones. Ahí conectamos con lo que nos importa y lo que nos guía.

Y de esta manera también aprendimos a consumir historias. A escuchar las historias de los demás, de la gente alrededor y las necesidades de otros. ¿Cuántas veces hemos ido a tomar un café o cerveza para escuchar los problemas de otros o que escuchen los nuestros?

El CEPFAMI, Centro Psicoterapéutico Especializado en Terapia Familiar e Individual de Sant Gervasi-Gràcia de Barcelona, nos dice: “Para nosotros, los humanos, las historias son más importante de lo que pensamos ya que las narraciones de alguna manera nos constituyen como referentes de algo o alguien sobre una trama de relatos conectados con las emociones.”. Y al establecer esa comunicación, se crea un vínculo, positivo o negativo, con la persona o entidad que lo genera. Por lo tanto al escuchar o ver historias nos hemos vuelto expertos consumidores de las mismas.

Pero de pronto en la publicidad las marcas y empresas pretenden que olvidemos todo lo que hemos aprendido y reaccionemos a los llamados, claros y sencillos, de una promoción. “Compra ahora y disfruta del Dos Por Uno”, “Ven y vive una experiencia”, “Aprovecha ahora y disfruta con la familia” “Promoción en cuarto doble (más dos menores) de la tranquilidad del mar” O en otras ocasiones ponen una canción pegajosa y a todo volumen, mientras una botarga intenta moverse al ritmo de la misma. Pensando que en nuestra cabeza está el siguiente mensaje “Claro, como el personaje del Sr. Gordito mueve la cadera, me atrae, me siento seguro. Iré a comprar el paquete para mis siguientes vacaciones…. #Plop.”

la publicidad sin historias storytelling

Para vender vivencias hay que hablar de las historias acontecidas. Fotos, videos, entrevistas, lecturas. Lo que denominamos un elemento detonador o actividad detonadora. Usar las historias para poder acercar el conocimiento de nuestra actividad al prospecto de cliente. Dejarle claro los servicios, instalaciones, seguridad y elementos que requerirá o contará durante su viaje o estancia. Lo que puede esperar y que se espera de su comportamiento dentro de las áreas protegidas. Dentro de la plática buscamos el nacimiento de un diálogo honesto y claro con el cliente final. Generar comunidades de dialogo abierto para exponer preguntas, evaluaciones y críticas de nuestros servicios.

Para lograr experiencias satisfactorias requerimos de historias, y esas historias que sabemos como contar, como aceptar y de donde vienen. Relatos y anécdotas que nos hagan emocionarnos por llevar a cabo alguna aventura, conocer algo, vivir algún momento, probar un sabor nuevo o simplemente relajarnos en una alberca.  Que nos hagan pasar del “Mmmm, deja lo pensamos” al “¿Vamos?.

Es por esto que creo firmemente que la publicidad del ecoturismo debe dejar de ser una serie de mensajes deslindados e inconexos repetidos en todas sus redes sociales y a todos sus mercados. Debe transformarse en historias simples, conmovedores, desafiantes o interesantes que conecten con cada mercado que están destinados y con ello llevar tu mensaje de Ecoturismo a un nuevo concepto de comunicación integral, participativo y bajo demanda con tus clientes.

Autor: 

Victor Zenteno es miembro de Ecoturismo Genuino. Es estratega en comunicación y marketing digital (twitter: @vzenteno/ facebook: Tomatequesillo)

by admin

Equidad de Género en el Ecoturismo: El Caso de la Selva Lacandona

20 julio, 2015 in Áreas Naturales Protegidas, Casos de Estudio, Ecoturismo, Equidad de Género

El presente resumen se desprende de la tesis denominada “Equidad de Género en el Ecoturismo: El Caso de la Selva Lacandona”, el cual analiza la situación de invisibilización de las mujeres en la actividad ecoturística, donde se observan efectos que mantienen los estereotipos de género y como la actividad ecoturística representa una nueva alternativa económica y social para las mujeres. Sostenemos que el establecimiento y desarrollo de centros ecoturísticos estudiados fomenta la diferenciación de género a través de los distintos procesos sociales, que son trasladados al marco laboral. Esta situación es relevante por la expectativa que genera el ecoturismo, impulsado por programas gubernamentales, como fuente generadora de empleo, es decir una alternativa productiva para los grupos domésticos y comunidades que, al mismo tiempo, también plantean conservar el ambiente.

Analizamos dos casos localizados en la Selva Lacandona, área reconocida por su importancia ambiental para México, es la región con la mayor extensión de reserva natural del estado de Chiapas (REBIMA, 2000). Actualmente esta región cuenta con 8 centros ecoturísticos certificados bajo la norma mexicana de ecoturismo, ya que sus actividades e instalaciones reúnen ciertos criterios específicos de sustentabilidad (NMX-133-AA-SCFI-2013). De éstos, analizamos dos casos: el centro ecoturístico Top Che se asienta en la comunidad de Lacanja-Chansayab, sus integrantes pertenecen al grupo indígena maya-lacandón y el centro ecoturístico Las Guacamayas ubicado en la comunidad de Reforma Agraria, con habitantes de la etnia Chinanteca, originarios del vecino estado de Oaxaca.

Familia Lacandona dueña de Top Ché con Miembros de Ecoturismo Genuino

Familia Lacandona dueña de Top Ché con Miembros de Ecoturismo Genuino

Es importante mencionar que el turismo es una de las industrias más grandes y de mayor crecimiento en el mundo, en muchos países se sitúa como uno de los principales motores de desarrollo a través de los ingresos y la creación de empleos directos e indirectos que genera. Sin embargo el turismo es conocido por sus aspectos negativos, particularmente hacia las mujeres (McKenzie, 2007). Bolles (1997) explica que la importancia de las mujeres en la industria a menudo se minimiza y se ha instado a los investigadores a centrarse en la variedad de experiencias de las mujeres en lugar de asumir la homogeneidad (Kinnaird y Hall, 1996).

Es ahí donde recae la importancia de esta investigación, dos centros con características similares, donde se sustenta la heterogeneidad de experiencias que fomentan la diferenciación y los estereotipos de género que son trasladados a distintos niveles. En este sentido partimos de la idea de visualizar sus experiencias desde el plano de centro ecoturístico y comunitario como parte de nuestra propuesta metodológica.

En resumen, la forma en que los roles y las relaciones de género están representados en los procesos de desarrollo y planificación de los centros ecoturísticos, nos permiten ver las diferencias que se dan entre hombres y mujeres; y como su interacción social, depende de la construcción particular de las relaciones de género que se dan dentro de su sociedad y cómo cambian e interactúan con el tiempo (Kinnaird y Hall, 1996). La perspectiva de género nos permitió prestar atención sobre las mujeres en cuanto un colectivo múltiple y diverso, históricamente invisibilizado, a quien se le ha sido negado el estatus de sujeto económico, social, político y cultural (Siliprandi y Zuluaga, 2014).

Lo anterior se pudo observar gracias a que el modelo de análisis planteado permitió ir más allá del centro ecoturístico, examinando las relaciones positivas y negativas que se dan tanto en la comunidad, el grupo doméstico, el individuo y que son trasladados al centro ecoturístico.

Por un lado está la estrecha relación de la actividad con el rol tradicionalmente asignado, reforzando la división del trabajo por sexo, ya que la segregación depende de la naturaleza del trabajo y por consiguiente prevalecen las estructuras patriarcales; como bien menciona Carrasco (1999) respecto a la relación de la agroecología, alimentación y feminismos, en esta división sexual del trabajo, solo el trabajo remunerado en el ámbito del mercado se concibe como productivo y se adscribe prioritariamente a los hombres, mientras las mujeres se hacen responsables de los trabajos invisibilizados, considerados improductivos, de reproducción social en los espacios domésticos (Pérez Orozco, 2006).

Aunado a esto la poca valoración del trabajo doméstico y el rol de cuidadora que se extrapola hacia las organizaciones, observando y desvalorizando el trabajo de las mujeres ya que se ve como una extensión del trabajo doméstico, es ahí donde los límites para la transformación de su posición al interior de la familia y la comunidad resultan especialmente restringidos y por ello, una de las barreras que este sector de servicios debe enfrentar. Las mujeres no solo denuncian que la falta de corresponsabilidad en el trabajo de cuidados a nivel familiar dificulta su participación a nivel organizativo, tal y como sucede en investigaciones hechas en el campo respecto a agroecología, en sus organizaciones las mujeres sumen las tareas reproductivas de la organización, tales como la alimentación, la limpieza o la educación, mientras que los hombres asumen principalmente la representación pública y la dirección (Dunezart, 2006), comparable con lo registrado en los centros ecoturísticos.

Sin embargo, las mujeres valoran positivamente su participación dentro de las actividades del ecoturismo, resaltando el contacto con otras personas tanto al interior como al exterior de la comunidad, el desarrollo de nuevas habilidades, valoran el pertenecer a un grupo, el acceso y la modificación de roles, el reconocimiento y la visibilización de su trabajo y en algunos casos hasta la independencia económica.

Podemos afirmar que el ecoturismo las ha visibilizado; sin embargo, dicha visibilización se presenta ligada a un rol tradicional, que si bien está obteniendo un beneficio, aún se mantiene el nexo mujer-trabajo doméstico recurrido muchas veces para justificar la segregación ocupacional (Díaz, 2010; Momsen, 2004), y el problema con este empleo segregado es que refuerza el bajo estatus de las mujeres dentro de sus sociedades (Chant 1997). Es necesario cuestionarse las jerarquizaciones sexuales que se han ido construyendo los sistemas tradicionales y plantearse como las nuevas o renovadas propuestas van a responder a la desigualdad entre las personas en función del sexo/género (Pérez, Calle y Valcuende, 2014). Quizás sea debido a que los conceptos que utilizamos son todavía limitados (y para eso tenemos que continuar el debate y la reflexión), posiblemente el problema sea la resistencia que muchos tenemos en visibilizar a las mujeres y a las cuestiones de género en dichos escenarios.

 

Autora

Gloria Mariel Suárez, egresada de la Lic. en Gestión Turística por parte de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) y Maestra en Cienicas en Recursos Naturales y Desarrollo Rural con orientación en Estudios Sociales y Sustentabilidad por parte del Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR). Ha trabajado temas de redes de agroecoturismo y actualmente me enfoco en la relación de género y ecoturismo en los centros ecoturísticos de la zona de la Selva Lacandona en Chiapas.

 

Bibliografía

REBIMA (Reserva de la biósfera Montes Azules), 2000. Programa de Manejo de la Reserva de la Biosfera Montes Azules. México: SEMARNAT.

McKenzie, G.K., 2007. Belizean women and tourism work. Opportunity or impediment?. Annals of Tourism Research, 34 (2). pp. 477-496.

Kinnaird, V., Hall, D. 1996. Understanding tourism processes: a gender-aware framework, Tourism Management 17(2). pp. 96-102.

Siliprandi, E., Zuluaga, G., P., 2014. Género, Agroecología Y Soberanía Alimentaria Perspectivas Ecofeministas. Barcelona: Icaria Editorial.

Pérez Orozco, A., 2006. Perspectivas feministas en torno a la economía: el caso de los cuidados. Madrid: Ed. Consejo Económico y social.

Carrasco, C., 1999. Mujeres y Economía. Nuevas perspectivas para viejos y nuevos problemas. Barcelona: Ed. Icaria.

Chant, S., 1997. Gender and Tourism employment in México and the Philippines. En: T. Sinclarir, ed. 1997. Gender, Work and Tourism. London: Routledge. pp. 120-179.

Díaz, C.I.A., 2010. Ecoturismo comunitario y género en la Reserva de la Biósfera de los Tuxtlas (México). PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 8(1), pp.151-165.

Dunezat, X., 2006. Luchas dentro de la lucha: Acción colectiva y relaciones sociales de sexo. Revista Política, No. 446, pp. 227-249. Momsen, J., 2004. Gender and Development. London: Routledge.

Pérez, N. D., Calle, C. A., Valcuende, R. J. M., 2014. ¿Y los hombres qué? Reflexiones feministas en torno a las masculinidades y la agroecología. En: Siliprandi, E., y Zuluaga, G., P., (coords), 2014. Género, Agroecología Y Soberanía Alimentaria Perspectivas Ecofeministas. Barcelona: Icaria Editorial. pp. 41-66.