instagram turismo

El uso de las redes sociales y el impacto en los destinos turísticos: ¿Una oportunidad de planificación?

Los medios sociales han cambiado completamente nuestras vidas, con consecuencias tanto positivas como negativas. Por un lado, nos acercan y nos permiten interactuar de maneras más significativas. Pero, por otro lado, fomentan la frivolidad.

Permitir que los medios sociales permanezcan en este espacio superficial tiene consecuencias de amplio alcance; entre ellas, la perpetuación de actividades turísticas perjudiciales. Cuando buscamos esa “fotografía perfecta”, prestamos mucha menos atención al impacto que producen nuestras acciones. ¿Pero significa esto que los medios sociales acabarán con el turismo sostenible? Tal vez sí, tal vez no. La decisión es responsabilidad nuestra.

El reto

La isla Bohol, una de las provincias insulares más pequeñas de Filipinas, es un ejemplo clásico de cómo los medios sociales entorpecen el crecimiento del turismo sostenible. La inmaculada belleza natural de la isla, junto con su singular flora y fauna, ha atraído visitantes de todas partes del mundo.

Una actividad turística particularmente emocionante en Filipinas es nadar con tiburones ballena, los peces más grandes del mundo. A cambio de aproximadamente 20 USD, los viajeros pueden tomar una embarcación y disfrutar de esta actividad “única en la vida”.

webinar tiburón ballena

Únete al Webinar

No es difícil ver el impacto que producen los medios sociales en este caso. Para publicitar la atracción, los operadores turísticos muestran increíbles fotografías de personas bajo el agua a unos escasos metros de estas gigantescas criaturas marinas. Para alguien que desea asombrar a sus amigos con una inigualable foto de Instagram, esta es una oportunidad excelente.

Sin embargo, están en juego varias cuestiones importantes. Los tiburones ballena son animales migratorios. Para verlos en su hábitat natural en Filipinas, es necesario ir en la época adecuada del año y, luego, navegar mar adentro para interceptar su ruta. Ver a estos peces como se debería es difícil y, a menudo, costoso.

Pero en Bohol, y en muchos otros lugares de Filipinas, se hace caso omiso de esto. A los tiburones se los alimenta para que se queden en un mismo lugar, y la interacción constante con seres humanos tiene muchas consecuencias negativas.

Esta explotación de los entornos naturales y las culturas con características únicas se puede observar en todo el mundo, pero ¿quién tiene la culpa realmente? Los operadores turísticos dudosos ciertamente son responsables, pero ¿hasta qué punto nuestra obsesión con las selfies justifica este tipo de acciones?

El dinero es, por supuesto, un incentivo importante. Los habitantes locales ven esta práctica como una fuente viable de ingresos. Y, desde luego, tienen derecho a utilizar los recursos disponibles para mejorar sus vidas.

Pero este es el peligro que los medios sociales representan en el ámbito turístico. A medida que buscamos tomar las fotografías más impactantes para mostrar al mundo nuestras hazañas, disminuye nuestra preocupación por el impacto que producen nuestras acciones. Para que el turismo sostenible sea la norma, debemos esforzarnos por evitar que nuestros viajes se centren en la toma de selfies.

La solución

Los medios sociales son, en sí mismos, neutrales. Su efecto está determinado por cómo los usamos. Esto significa que el poder de garantizar un impacto positivo está en nuestras manos.

Uno de los aspectos más positivos de los medios sociales es que han derribado el monopolio de la información. Durante la era de la televisión y la radio, la creación y la transmisión de historias estaba exclusivamente a cargo de entidades externas. Pero los medios sociales han hecho estallar este paradigma. El contenido generado por los usuarios no solo es copioso, sino que es visto como el de mayor autenticidad y, por lo tanto, es el contenido web que recibe más votos de confianza.

Las personas viajan para vivir distintas experiencias. Ver a los tiburones ballena es, sin lugar a duda, una experiencia inolvidable, pero perjudica al medioambiente. Tiene una faceta negativa.

Sin embargo, esto es, en realidad, un problema de publicidad. Las fotos impactantes dominan la conversación porque se lo permitimos. Las poderosas historias que tenemos para contar no siempre salen a la luz. Por lo tanto, para cambiar su discurso, el sector de turismo sostenible debe, conjuntamente, encontrar mejores maneras de contar sus historias. Los blogs y los medios sociales son una excelente manera de hacerlo.

Además, al alentar a las personas a que usen los medios sociales para hablar sobre un proyecto de sostenibilidad (a menudo, ofreciéndoles algún tipo de incentivo, como un pequeño descuento a cambio de una publicación en Facebook), se está creando contenido generado por los usuarios. Este tipo de contenido, que es más auténtico y eficaz, convierte los medios sociales en una poderosa herramienta (en lugar de un obstáculo) para promover el turismo sostenible.

Aprovechar las plataformas de comentarios, como TripAdvisor, también es fundamental. Estas herramientas influyen cada vez más en las decisiones que toman las personas. Es importante usarlas para difundir el tipo de experiencias que las personas pueden vivir al participar en actividades de turismo sostenible.

Conoce más sobre el proceso de LCA como herramienta de ordenamiento de la actividad turística

Elegir nuestro destino

Que el uso que damos a Instagram nos lleve a la destrucción total o no depende en última instancia de nosotros. Los medios sociales y el turismo no van a desaparecer; por el contrario, ambos continuarán creciendo. Aprovechar el poder discursivo y publicitario de los medios sociales será fundamental para que el sector del turismo sea sostenible desde los aspectos económico, social y medioambiental. Y una vez que logremos esto, podemos utilizar este sector para propulsar el progreso y el cambio.

 

 Este artículo es una traducción del original publicado en Travindy en inglés por Eugenia Puntillo y el la traducción original se encuentra en Travindy Es.

 

Autor

Matthew Jhones es autor de The Human Revolution, un blog enfocado en la conscientización hacia la sostenibilidad y colabora con Travindy.

También te puede gustar

Deja un comentario